Tónicos y mascarillas

El tónico restablece el pH de nuestra piel y finaliza el proceso de limpieza, eliminando posibles restos de suciedad del rostro y ayudando a cerrar los poros. El tónico es por tanto un elemento refrescante, revitalizante, hidratante, equilibrante y relajante.

Usar una mascarilla facial es tener un todo en uno que ofrece muchas ventajas a nuestro rostro. Su función principal es limpiar de forma profunda nuestro rostro, eliminando las impurezas del rostro.

Mostrando todos los resultados 10

Ir arriba